Comunidad S1S4

Antecedentes
La Comunidad Soy1Soy4 empezó su andadura en 2015 como una comunidad educativa sobre el ciclo menstrual.

Partiendo de su situación personal, la pedagoga Erika Irusta inició una investigación sobre lo que supone menstruar en nuestra sociedad. Descubrió graves carencias en su conocimiento sobre la regla —unas carencias que compartían la mayoría de mujeres—, y detectó la necesidad de un espacio íntimo y seguro donde las mujeres y personas menstruantes pudieran aprender sobre sus cuerpos, hacer preguntas y compartir experiencias.



La Comunidad Soy1Soy4 nació como una red social privada que ofrecía recursos pedagógicos y un espacio seguro para hablar de salud menstrual.

Alrededor de las experiencias formativas online desarrolladas por Irusta se ha fue formando una importante comunidad virtual procedente de España y diversos países de América Latina. 

La Comunidad Soy1Soy4 llegó a tener largas listas de espera de usuarias procedentes de más de 40 países (la newsletter ' El Camino Rubí' cuenta con más de 22.000 suscriptoras), y terminó convirtiéndose en la semilla de lo que es la Comunidad S1S4 hoy.
Comunidad S1S4
Comunidad S1S4 hoy
La crisis de la pandemia hizo evidente que la Comunidad Soy1Soy4 debía evolucionar: era preciso abrirse a otros asuntos que afectan y preocupan a las usuarias, tales como la salud mental o la precariedad. Y todo ello sin traicionar la esencia del proyecto, pues sin darnos cuenta habíamos creado un refugio en medio de una tormenta global: habíamos creado una red social de cuidados.

La Comunidad S1S4 sigue siendo un refugio virtual para mujeres, trans y NB que garantiza la privacidad de sus usuarias. Al funcionar mediante suscripción, garantizamos una experiencia de usuario sin publicidad ni tráfico de datos personales.

Se trata de un espacio virtual seguro libre de ciberacoso que promueve redes de apoyo mutuo: un lugar donde realmente está bien estar mal.

La Comunidad S1S4 es distinta a las demás redes sociales también en su estructura y diseño. Hemos desarrollado funcionalidades exclusivas (como los likes no acumulables, los avisos de estado sensible o las alertas de contenido que puede herir sensibilidades) que permiten experimentar un uso de internet no invasivo y que no activa la producción de dopamina.

Además de una una red social de cuidados y una plataforma de experiencias educativas sobre temas muy diversos, la Comunidad S1S4 se ha convertido en una productora de contenidos. Cada mes invitamos a colaboradoras y expertas que nos interesan genuinamente para que desarrollen temas en exclusiva para nuestras usuarias.

A través de los Cursos y Cápsulas S1S4, generamos contenidos que nos ayudan atravesar el presente.

Una de las fases de desarrollo más recientes de la Comunidad S1S4 consiste en hacer de ella una comunidad de comunidades.

Muchas expertas, influencers y creadoras de contenido están manifestando la necesidad de desvincularse de las grandes plataformas y sus dinámicas explotadoras. Buscan espacios más íntimos y seguros para desarrollar su actividad e interactuar con sus seguidoras.

Pues bien, la Comunidad S1S4 está en proceso de convertirse en una ciudad virtual que albergará pisos compartidos, barrios, grupos, comunidades preexistentes.

Si algo hemos aprendido a lo largo de estos siete años es que los cuidados no conducen a la parálisis, sino a la acción.
Comunidad S1S4 Pantallas

Kumo

Para la mayoría de creadores de internet resulta complicado desarrollar su obra en unas condiciones dignas.
kumo.media
A menudo se ven atrapados en las dinámicas explotadoras y cambiantes de las grandes plataformas, que les obligan a crear con más regularidad o en formatos específicos para mantener su visibilidad. Eso cuando no modifican el algoritmo, cambiando así las normas el juego. 

Al tener que plegarse a las condiciones de las grandes compañías, muchas personas ven cómo su proceso creativo se resiente, afectando a la calidad de sus obras. 

Kumo es un proyecto de soberanía digital que quiere brindar un espacio de trabajo definitivo para todas aquellas personas que tratan de labrarse un futuro profesional en internet.s

Su nombre procede del japonés: 
Kumo 蜘蛛 = Araña
Ami 網 = Red

Kumo  蜘蛛 - no の - ami 網
Araña sostenida por su red
La filosofía de Kumo se basa en el cuidado mutuo: las Amis quieren consumir contenido de calidad de sus creadores favoritos, y las Kumo necesitan tiempo para crear. Gracias a las aportaciones mensuales de sus Amis, estas pueden trabajar a su ritmo y en condiciones de buen trato.

En Kumo no hay exigencias de publicación y las reglas del juego se mantienen siempre igual. Sin sorpresas.

Poco a poco, los creadores y creadoras pueden ir construyendo una comunidad sólida que les permita profesionalizar su actividad en internet. Y pensar a largo plazo. 

Kumo es una alternativa al actual ecosistema de la ‘creator economy’. Pretende combatir las condiciones de precariedad e inestabilidad generadas por el capitalismo digital y las plataformas. 

Sus armas son la lentitud, la constancia y el cuidado mutuo. Queremos que aquellas personas que quieran desarrollar un proyecto o carrera profesional en internet puedan hacerlo sin morir en el intento.
Contenido
Yo Monstruo

Claves del proyecto:

Democratización: La cuota fija de Kumo es baja, y tiene un porqué. Dado que la tendencia es que cada vez más los contenidos de calidad sean de pago en internet, se está creando una barrera de clase para acceder a ellos. Con una cuota accesible, muchas más Amis podrán a apoyar a su Kumo preferida. Si todas las aportaciones son iguales, tampoco hay Amis con más privilegios que otras.

Profesionalización: Kumo es una plataforma gratuita para creadores y creadoras de cualquier género. De los 2,99 euros que cuesta la suscripción de una Ami, 1,17€ se ingresa íntegramente al Kumo, 1€ se destina a impuestos y 0,82€ a gestión. Todos las Kumos facturan y tributan impuestos. Pensamos que esa es la manera de profesionalizar su actividad en internet y de cuidarnos entre todos.

Herramientas PRO: Todos los creadores y cradoras cuentan con un estudio propio (Kumo Studio) desde el que pueden crear el contenido con herramientas específicas además de hacer el seguimiento de sus Amis y seguidores. 

Ecosistema: No todo el mundo puede ser Kumo. Las solicitudes se aprueban siguiendo una filosofía de curaduría que apuesta por el contenido de calidad, prestando especial atención al talento invisibilizado y a los creadores vulnerables. De este modo, Kumo se convierte en un hub de contenidos con un público exigente y de gustos afines. Esto propicia un ecosistema en el que las Amis pueden apoyar o seguir a varias Kumo a la vez, y donde las Kumo se sienten comprometidas con la gran tela de araña que las sostiene.

Kumo.do: Estamos desarrollando una herramienta para organizaciones e instituciones con la idea de facilitar el trabajo en equipo online y la difusión de proyectos colectivos.

kumo.media Pantallas